La clave para llegar a ser supercentenario: un potente sistema inmunitario

0
7

En un fascinante descubrimiento, los científicos han encontrado pistas sobre cómo algunas personas logran vivir más de 110 años con una salud sorprendentemente buena.

Sabíamos por estudios anteriores de la Universidad de Montreal que la posibilidad de vivir más de 110 años es extremadamente baja; apenas 1 entre 100.000 personas lo logra. Además, datos de un censo de población en Japón en 2015 mostraron que de las 61.763 personas que superaban los 100 años de edad, solo 146 alcanzaban los 110 años. Pero, ¿qué hace a estos «supercentenarios» tan especiales?

Una vida longeva y saludable

Los supercentenarios, llamados así porque superan los 110 años, no solo viven más, sino que también disfrutan de una vida útil prolongada y saludable. Estos individuos presentan una alta resistencia a enfermedades letales como el cáncer, derrames cerebrales y trastornos cardiovasculares. Una característica distintiva de los supercentenarios es que mantienen una función cognitiva relativamente alta y una gran independencia física incluso después de los 100 años.

El sistema inmunitario de los supercentenarios

Muchas funciones de nuestro sistema inmunitario muestran una disminución progresiva con la edad, un fenómeno conocido como inmunosenescencia. Esta condición aumenta el riesgo de infecciones, cáncer y enfermedades autoinmunes. Sin embargo, los supercentenarios parecen desafiar esta tendencia.

La clave para llegar a ser supercentenario: un potente sistema inmunitario 1

Un reciente estudio titulado Single-cell transcriptomics reveals expansion of cytotoxic CD4 T cells in supercentenarians, publicado en PNAS, revela que los supercentenarios tienen un sistema inmunitario que permanece funcional incluso en la vejez tardía. «Las personas excepcionalmente longevas tienden a pasar toda su vida con buena salud, lo que implica que su sistema inmunitario permanece activo para proteger contra infecciones y tumores», explica Piero Carninci, del Centro RIKEN de Ciencias Médicas Integradoras.

El secreto: células T citotóxicas

Las células T citotóxicas, también conocidas como linfocitos T, juegan un papel crucial en el sistema inmunitario al eliminar las células infectadas o anormales. El estudio encontró un mayor porcentaje de estas células en los supercentenarios comparados con los grupos de control. Este hallazgo sugiere que la presencia de células T citotóxicas podría ser una de las claves para su prolongado periodo de salud.

«Nuestro estudio revela que los supercentenarios tienen características únicas en sus linfocitos circulantes, lo que puede representar una adaptación esencial para lograr una longevidad excepcional», comenta Nobuyoshi Hirose, del Centro para la Investigación de los Supercentenarios de la Universidad de Keio y coautor del artículo.

Un modelo para el envejecimiento saludable

Los supercentenarios superan con creces las expectativas de vida de un ser humano medio, lo que los convierte en un modelo ideal para estudiar el envejecimiento saludable. Comprender los atributos que desarrollan estos individuos podría llevar a grandes avances en la forma en que abordamos el envejecimiento humano, haciendo que sea más llevadero y, potencialmente, alargando la vida.

Este tipo de investigaciones no solo nos ayuda a entender mejor cómo funcionan los mecanismos del envejecimiento, sino que también abre la puerta a nuevas estrategias para mejorar la salud y la longevidad de la población en general. Mientras seguimos explorando los secretos de los supercentenarios, una cosa es clara: el sistema inmunitario juega un papel fundamental en mantenernos saludables durante más tiempo.