-

El Chelsea levanta la FA Cup

El Chelsea levanta la FA Cup 3

 

El equipo londinense se adjudicó merecidamente en el global del encuentro la Copa de la Asociación Inglesa de fútbol. Fabrice Muamba en el palco se llevó los aplausos de un Wembley repleto. Se hubiera llenado otro igual de grande. Los blues vencieron por dos tantos a uno frente a un Liverpool que acabó vendiendo cara su derrota pero que no empezó bien. El Chelsea de Di Matteo inició con Cech, Bosingwa, Ivanovic, Terry, Cole, Mikel, Lampard, Ramires, Mata, Kalou y Drogba. En el Liverpool de Kenny Dalglish, partieron Reina, Johnson, Skrtel, Agger, José Enrique, Spearing, Henderson, Bellamy, Gerrard, Downing y Suárez.

El Chelsea arrancó mejor, bien colocado y posicionado, organizándose. En definitiva, siendo más equipo que su rival. Mata daba sentido al juego y el Liverpool no se encontraba. Flojo en defensa y muy mal en mediocampo, en la construcción. Ramires ganó en velocidad a José Enrique, aprovechando el pase de Mata y culminando la contra. 1-0 al cuarto de hora. Ramires está completando un muy buen final de temporada. No es el más dotado técnicamente pero tiene entrega, lucha, es rápido y sus llegadas son muy peligrosas.

Ni Spearing ni Henderson eran capaces de comenzar el juego de los reds. Gerrard bajaba continuamente a intentarlo, situándose a la altura de los centrales. El Chelsea estaba cómodo, tenía el control y ocasiones aisladas.

En la reanudación el Liverpool volvió a encajar en los primeros minutos. Lampard rompió la línea, pasó a Drogba, que se la acomodó y cruzó lejos del alcance de Reina. Gran definición, pero gran jugada y completísimo partido el de un Lampard que ve que no tiene el mismo físico ni juega en su puesto, que son los tres cuartos, sino que lo hace en el doble pivote en la media. Aun así sigue siendo muy capaz. La calidad no se pierde y además es un peso pesado del equipo y del país.

También te puede interesar:   Confirmada la baja de Torres en el Calderón
También te puede interesar:   Messi, Cristiano e Iniesta, finalistas del Balón de Oro

Carroll, que a la postre cambiaría el Liverpool y el partido, entró ya con 2-0. Poco hizo, tanto él como su equipo, hasta que un despeje rebotado de Bosingwa le caía para definir brillantemente y situar en el marcador de Wembley el 2-1. El Chelsea se echó atrás, quizá demasiado escandalosamente en alguna fase, y el Liverpool no podía hacer otra cosa que estirarse, y no porque su rival le invitara, ni mucho menos. Carroll creó peligro, bajó balones, peinó, remató y abrió las opciones de ataque del Liverpool. Si no podía hacerlo construyendo e iniciando jugadas en estático, el balón alto le sirvió para apretar las tuercas al Chelsea.

La mejor la tuvo Andy, quién si no, pero Cech salvó espectacularmente bajo palos. Se pidió gol, pero la sensación es que el balón no traspasa la línea en su totalidad.

El Chelsea supo sufrir y subió los escalones de Wembley después del Liverpool para que Terry y Lampard, conjuntamente, leyendas vivas, alzaran al cielo de su ciudad la FA Cup. La séptima. La cuarta en los últimos seis años. La tercera consecutiva para un entrenador italiano, como veíamos ayer. ¿Será el primer título de dos en la presente campaña?

Lo último...