-

Caso «Oliveira»

Ricardo OliveiraEn Sevilla están que trinan con la situación de Ricardo Oliveira. El motivo, la intención del jugador de no unirse el 12 de Agosto al resto del equipo. El jugador desea jugar con el Sao Paulo la final de la Copa Libertadores (aun queda por jugar la vuelta de las semifinales que llevan encarrilada), que se disputaría el 9 y el 16 de agosto. Tambien corren rumores de que lo que realmente quiere el jugador es retrasar su llegada a diciembre.

Todo comenzó el año pasado cuando Ricardo Oliveira se lesionaba gravemente el meñisco y veia frustradas sus posibilidades de jugar el mundial, el Betis daba de baja su ficha federativa y contrataba a Robert para suplirle. Entonces, el delantero cumplió una recuperación «record» y pidió a Lopera que permitiese su cesión al Sao Paulo con el fin de seguir jugando y poder aspirar a fomar parte de la «canarinha» en el mundial de Alemania 2006, algo que no acabó sucediendo. Ahora integrado en el equipo en medio de una competición el brasileño cree que no puede abandonar al Sao Paulo.

Pero quien se esta equivocando en este dilema, ¿el jugador o el Betis? Evidentemente el club bético desea tener a su jugador lo antes posible, y querrá su incorporación el dia fijado. Quiza aplicando un poco de ética, Oliveira lleva jugando con el Sao Paulo los ultimos meses persiguiendo un objetivo, y ver llegar a tu equipo a la final y no poder disputarla sería algo frustrante. Tampoco hay cabida para que el jugador se incorpore en Diciembre, como se ha oido en algunos sectores.

También te puede interesar:   Raúl Albiol no jugará ante Portugal

El brasileño se ha convertido en el primer bache en el camino del nuevo presidente Jose León. El caso es que si Oliveira no acaba jugando esa final, el Betis puede encontrarse con un jugador enfadado a disgusto en el equipo, lo que sería contraproducente. También puede declararse en rebeldía y pese a la imposición del club quedarse para jugarla, lo que ya sería un problema mayor. Parece que para que ambas partes se entiendan, el club debe dar permiso al jugador para retrasar su llegada, y el jugador se olvide de su idea de volver en Diciembre. La solución en unos dias.

También te puede interesar:   Ni Kaká ni Ibrahimovic estarán en el Santiago Bernabéu

Lo último...