Bochorno rojiblanco

Bochorno rojiblanco 3

El Atlético de Madrid vivió una noche para olvidar, porque cuando parecía que todo era una fiesta, un penalti tonto de Domínguez, y una jugada más tonta todavía, acabó con las ilusiones de clasificarse anoche de forma matemática para la siguiente ronda, además de que ahora le toca depender del Rosenborg, que está eliminado.

Los hombres de Quique Sánchez Flores cometieron errores muy infantiles en defensa, y fruto de ello, el Aris de Salónica consiguió ganar el partido 2-3 y ahora dependen de ellos para conseguir el pase, y es que una victoria ante el Rosenborg le asegura el segundo puesto. Otro de los jugadores que tuvieron una noche para olvidar fue Sergio De Gea, el joven portero tuvo errores que no estamos acostumbrados a ver, y encima con la mala suerte que acabaron en gol, sobretodo el tercero, que hizo un despeje muy extraño y al centro.

El Aris de Salónica sorprendió a todo el mundo con un gol tempranero de Koke, que aprovechó el fallo del portero rojiblanco, pero la reacción fue muy rápida, y es que en poco tiempo entre Forlán y el Kun Agüero dieron la vuelta al marcador. Otra vez, al comienzo del segundo tiempo, Domínguez cometió un penalti tonto, que Koke no falló, pero lo peor estaba por venir, cuando Quique arriesgó con Diego Costa en el campo, llegó el tercero de los griegos, Lazaridis, aprovechó el rechace y puso el definitivo 2-3.

También te puede interesar:   El Rosenborg BK matemáticamente campeón de la liga noruega