Blockchain es la tecnología llamada a transformar la manera en que tradicionalmente se llevan a cabo los intercambios de bienes y servicios en internet.

El último estudio elaborado por Rebel Thinking, la unidad de investigación de la agencia y consultora Good Rebels, analiza la manera en que blockchain será útil para las empresas, generando nuevos modelos de negocio o mejorando la eficiencia de los ya existentes.

Los orígenes de blockchain están indisolublemente ligados a los de la criptomoneda Bitcoin, y por tanto a los protocolos P2P y al activismo ciudadano. Sin embargo, la carga ideológica de fondo se ha difuminado ante los beneficios y mejoras que aporta la implantación de los protocolos blockchain en diferentes sectores y organizaciones, ya sea a través de cadenas públicas, privadas o híbridas.

Los beneficios de blockchain se pueden sintetizar en tres grandes apartados: aumenta la eficiencia de las operaciones, potencia la transparencia y ahorra costes. Sin olvidar un importantísimo intangible: blockchain genera confianza al reducir la percepción de incertidumbre y riesgo, aportando seguridad en las operaciones y notoriedad en los datos.

La industria financiera lidera la experimentación e innovación con blockchain, aunque proyectos basados en esta tecnología destacan en la agenda de inversores y emprendedores en multitud de sectores. El estudio analiza la potencial disrupción que blockchain puede introducir en sectores como seguros, entretenimiento, energía o inmobiliario.

Por ejemplo, según Kristian Gjerding, CEO de CellPoint Mobile, una plataforma tecnológica que ofrece a aerolíneas globales y agencias de viajes soluciones para comercio y pagos móviles, “Blockchain podría jugar un papel clave conectando datos en el sector de los viajes, a través de la pre-verificación y conexión de los datos en los diferentes puntos de contacto que intervienen en los viajes, con el objetivo de reducir o eliminar algunos de los usos repetitivos de la misma información durante las diferentes fases del viaje”.

También te puede interesar:   Samsung Galaxy SIV: diseño pobre pero mucha fuerza interior

Como tecnología emergente, blockchain debe superar todavía algunos desafíos técnicos, principalmente en áreas relacionadas con la interoperabilidad, la estandarización y (en el caso de los blockchains públicos) la escalabilidad, sin olvidar la necesidad de regular un marco legal de actuación. Según Victoria Lemieux, especialista en Gestión de la Información en el Sector Público, y Profesor Titular de Archivología de la UBC (University of British Columbia), la conservación a largo plazo de los datos en sigue siendo motivo de preocupación. Al final, “el éxito de blockchain dependerá de la colaboración intersectorial”.

Puedes descargar el estudio completo aquí.