Las Naciones Unidas han declarado 2017 como el año del Turismo Sostenible. Puesto que cada vez existe mayor demanda de lugares turísticos respetuosos con el entorno y para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente el próximo 5 de junio, Hundredrooms ha listado los municipios más sostenibles de España, que además de permitir vivir una experiencia saludable son un ejemplo de consolidación de esta necesaria tendencia.

El alquiler turístico contribuye a preservar el entorno, renunciando a los viajes masivos en favor de unas vacaciones más locales y respetuosas. Los expertos aseguran que los viajes de naturaleza aumentarán en los próximos años dentro del denominado “Nuevo Turismo”, que prioriza la sostenibilidad ambiental y cultural y está imperando entre los jóvenes.

Campisábalos, Guadalajara

Campisabalos

Campisábalos encabeza la lista de localidades con el aire más limpio de Europa según la OMS. La sierra de Guadalajara es perfecta para grupos de amigos y familias que quieran disfrutar de un entorno privilegiado. El turismo rural con enfoque sostenible es uno de sus principales encantos. El precio medio en la zona para de julio es de 175€ la noche, pero se pueden encontrar casas rurales para 8 personas por 160€ la noche.

Pueyo de Araguás, Aragón

Con apenas 165 habitantes censados en 11 pequeñas aldeas, Pueyo de Araguás está a los pies de la Peña Montañesa, cerca del Parque de Ordesa, en Huesca. Estos factores son el argumento perfecto para que este pueblo del Sobrarbe fuera escogido por la OMS como uno de los menos contaminados de Europa. Un municipio sin industria, con una tradición ganadera que aún sobrevive, que se puede visitar desde 65€ por noche.

También te puede interesar:   El primer "Vagón del Sonido"

Menorca, Islas Baleares

En el año 2015 Greenpeace incluyó Menorca como uno de los ‘puntos verdes’ en su Radiografía social del medio ambiente en España, por sus esfuerzos por recuperar la agricultura tradicional e impulsar la ecológica. Además, el pasado mes de mayo el Govern de les Balears creó la Estrategia de Turismo Sostenible para las Islas Baleares 2017-2020 que tiene como finalidad la competitividad sostenible del archipiélago. Aunque el precio medio para julio es de 300€ por noche, se puede visitar desde 44€ por noche.

Santiago de Compostela, A Coruña

El corazón de Galicia respira aire puro. Su capital, Santiago, es una joya histórica rodeada de naturaleza, y foco de turismo rural. Dispone de más de 600 opciones de alojamiento de las cuales la mayor parte se concentra en la zona vieja de la ciudad, donde se encuentran todas sus joyas arquitectónicas. Es posible encontrar casas y apartamentos de vacaciones para familias y grupos  desde 48 euros en pleno verano.

Telde, Las Palmas

La calidad del aire en este punto del Océano Atlántico recorre de norte a sur la isla y la convierte en un destino más que recomendable para sanar los pulmones. Situada en la isla de Gran Canaria, a unos 20 kilómetros de Las Palmas de Gran Canaria, la localidad de Telde destaca por ser un destino económico para el verano: el precio medio en julio es de 80€ por noche, pudiendo encontrarse casas desde 55€ para 4 personas.

Cáceres

El casco antiguo de la capital de la provincia homónima concentra la gran mayoría de opciones de alojamiento en este privilegiado entorno urbano. Tranquilidad, poca contaminación y buen clima por su cercanía al Atlántico son buenos motivos para visitar Cáceres, además de sus precios, desde 50€ por noche y una media de 105€ para el mes de julio.

También te puede interesar:   Conoce cuál es tu huella energética

Tavernes de la Valldigna, Valencia

Este municipio de la Safor recibió en 2012 el Premio Conama a la Sostenibilidad, por sus iniciativas de movilidad, webs, talleres de educación y promoción de vehículos no motorizados. Este año están llevando a cabo la 3ª edición de sus talleres destinados a la revalorización de los espacios naturales y ofrecen rutas saludables. Perfecto para visitarlo en grupo, hay alojamientos de 6 personas por 154€ por noche.

San Sebastián, Guipúzcoa

Una ciudad abierta al mar, adalid del refinamiento gastronómico, del turismo cultural y ahora también, de los sitios más saludables a los que viajar. Aunque el precio en San Sebastián es de unos 240 euros en pleno mes de julio, se pueden conseguir casas cerca de la costa desde 32.