Rafa Benítez no seguirá siendo entrenador del Inter de Milán, pero por lo menos se va con la satisfacción de conseguir dos títulos en tres meses, porque como técnico del equipo italiano ha conseguido ganar la Supercopa de Italia y el Mundial de clubs, tan solo le queda la sensación mala de perder la Supercopa de España contra el Atlético de Madrid.

El entrenador español no ha aguanto en exceso las críticas de la afición y la prensa, además no ha congeniado con el presidente interista Moratti, y eso es una losa muy grande, entre otras cosas porque venía a susitutir a un hombre que ganó la Copa de Europa la temporada anterior. El problema quizás es que muchos esperaban que Rafa Benítez fuera un nuevo Mourinho, y son muy diferentes.

Ahora, Benítez esperará que llegue otra oferta de un club grande, y no creoque tarde, porque ha conseguido un gran caché, a pesar de este despido un poco extraño.

También te puede interesar:   España no se relaja en la Davis y ya vence por 2-0