Barrichello y su rabieta

barrichello-sentado

Rubens Barrichello tuvo una rabieta digna de un niño de cinco años, y es que nada más acabar la carrera del Gran Premio de Alemania el piloto brasileño criticó duramente a su equipo y parecía que todo había sido un complot para que él no pudiera conseguir la victoria y acercarse un poco más a su compañero de equipo.

El brasileño salió del coche echando chispas, los problemas de repostaje parecían que habían sido a caso hecho y que el equipo estaba contra él y todo para que no se acercara a Jason Button, actual líder del mundial, algo que no tiene mucho sentido cuando por delante estaban dominando los dos Red Bulls, y sacando más de medio segundo por vuelta, demostrando que han evolucionado mejor que los Brawn GP.

En estos momentos Barrichello es cuarto en el campeonato a 24 puntos de su compañero de equipo y líder del Mundial, el británico Jenson Button. Además tiene ahora por delante a los dos pilotos de Red Bull, el alemán Sebastian Vettel y al australiano Mark Webber, segundo y primero en Alemania, veremos que pasa en las próximas carreras, pero está claro que este tipo de rabietas no la puede tener un veterano piloto como es él.

Ir arriba