Antonio López me deja sin palabras

Antonio LópezLa noticia que leí días atrás en la que el lateral izquierdo internacional del Atlético de Madrid aceptó ir a Nicaragua voluntariamente perdiendo 3 días de vacaciones, me dejó helado. Me parece admirable que un jugador que lleva una temporada intensa, compitiendo con su club y con la selección española diga sí a perder vacaciones, ya que todos sabemos que todos los jugadores están esperando como agua de mayo el parón invernal para ir a sus casas y compartir estas fechas tan significativas con sus familiares.
El jugador irá a Nicaragua como embajador del Atlético donde entre otras cosas, repartirá regalos a los niños, visitará el centro de la Infancia, jugará con los niños al fútbol, entregará torfeos y colocará la primera piedra ‘Paz y Reconciliación’ para el centro Fundación Atlético.

Antonio López, por tanto perderá 3 días de no estar en Benidorm con sus padres, su hermano, sus dos hermanas y su sobrino. El canterano del Atlético en sus años de cantera, siempre ha aprovechado estos días libres para ayudar a su padre en su trabajo. Siempre le ha gustado sentirse cerca de la gente ya que su trato con la gente y su personalidad abierta le ha llevado a ser uno de los jugadores con más éxito y proyección de nuestro fútbol.
Y si ahora encima se presta a esta labor humanitaria, pues la verdad que me parece ‘chapeau’.

Bien orgullosos se debe sentir todo atlético y por supuesto todo español. Sin duda alguna un ejemplo a seguir, no solo como deportista sino como persona.

Antoñito no cambies nunca. Gracias.

Ir arriba