Si usted es un multihipermillonario y está en la disyuntiva de comprar o alquilar un jet privado, ¡aquí estoy yo para ayudarlo!

En los tiempos que corren y con la crisis financiera galopante a nivel mundial, por más que usted esté en la lista Forbes, tiene que aprender a apretarse el pantalón.

La opción de gastarse unos cuantos millones de dólares o euros en un jet privado no es mala, es un gasto en el presente, pero una inversión a futuro. Si le interesa mi opinión, se equivoca. El jet en propiedad da prestigio, glamour, es un lujo. Pero el mantenimiento del aparato, más los impuestos, tasas de aterrizaje y despegue en los aeropuertos, combustible y gastos de tripulación son muy elevados.

Por 6.500 euros la hora, Jet Republic lo recoge y lo deja en el aeropuerto que usted decida. Sin preocuparse de más nada.

Jonathan Breeze, empresario de 36 años, es el presidente de esta joven y visionaria empresa. Con una flota de 110 Bombardier Learjet 60XR, con conexión a Internet a bordo para su Blackberry, sistemas de seguridad ultramoderno, y una tripulación a bordo poliglota, usted coge un jet privado, como quien coge un taxi en las Ramblas catalanas o la Gran Vía madrileña.

Según palabras de Breeze, ‘usted podrá disfrutar de un hotel 5 estrellas en el aire’, y así es, porque las imágenes de estos aviones sorprenden gratamente.

Un detalle que se me había pasado comentarle es que la empresa obliga a contratar un paquete de 50 horas mensuales, si sacamos cuentas, ¡estamos hablando de 325.000 euros al mes! ¡Este detalle me ha hecho dudar de la conveniencia de alquilar o comprar! Pero no es mi asunto, piénselo usted que tiene el dinero, yo de momento voy a pillar el bus para ir a trabajar…. ¡es a lo que llega mi bolsillo!

También te puede interesar:   Bulgari o’clock

Fuente: telegraph