-

Villareal y Manchester firman el empate y el pase a octavos

El Madrigal vivió ayer un partido entre dos equipos de gran calidad pero que no supieron enamorar con su fútbol a laafición de Castellón. El empate a cero fue el resultado final, como lo viene siendo en todos los encuentros que enfrentan a estos dos equipos, pero válido para su apuesta por la Champions League.

Las viajes a España del equipo inglés nunca son prósperos, ya que de 18 visitas a territorio español tan solo ha conseguido una victoria, frente al Deportivo de la Coruña.

El partido se presentaba difícil para ambos equipos, debido no solo al resultado que arrastraban del fin de semana, una derrota para el bando español y un empate para el inglés, sino también a las numerosas bajas. El “submarino amarillo” no podía contar con goleadores como Nihat ni Joseba Llorente, el cual acumula tres goles en el Grupo E. Por su parte Sir Alex Ferguson llegaba a la cita con la ausencia del búlgaro Berbatov, quien poco a poco va encontrando el gol en la Premier.

Cristiano Ronaldo, el cual acaparó todas las miradas, estaba tocado pero salió de titular. El público la tomó con las continuas quejas del portugués, y más cuando tuvo un pequeño roce con Ibagaza.

La primera parte estuvo dominada por el fútbol inglés, y la mejor oportunidad llegó poco antes de irse los jugadores a vestuarios, un disparo potentísimo de Ronaldo, el cual tocó lo justo el guardameta Diego López para que el balón se encontrara con el larguero. Decir que la actuación del canterano del Real Madrid fue espectacular, sacando de quicio a la delantera de los “diablos rojos”.

También te puede interesar:   Jaime López - Pentatlon
También te puede interesar:   Kevin Durant no acudirá al Mundial de Baloncesto 2014

En la segunda mitad, y tras el disparo al larguero, los de Pellegrini se dieron cuenta que tenían enfrente al campeón de Europa, y guardaron un poco más los muebles sabiendo que el empate les ponía en octavos, pudiendo así centrarse en su apuesta por La Liga. También fue determinante la lesión de Marcos Senna antes del descanso, lo que debilitó al Villareal en el centro del campo.

El dominio era claramente de los de Ferguson, aguantando los de Castellón con las buenas actuaciones de su portero. El miedo en las gradas llegó con la expulsión de Capdevila, el cual hizo una fea entrada sobre Ronaldo, no perdonándole el colegiado Roberto Rosetti.

El Villareal finalmente sacó un empate que agradó a la afición en un partido que podía haber dado más de sí, pero que debido a la situación de ambos equipos, era bastante predecible. El primer y segundo puesto se decidirá en el último partido antes del viaje a octavos.

Lo último...