Esta es la noticia en la que nadie le gustaría aparecer. Y si eres un famosos cantante  de renombre menos. Aunque, si somos rigurosamente fieles a la verdad, él no ha hecho absolutamente nada, sólo estar en nómina de una compañía de discos.

Lo cierto es que Lil Wayne está viendo como su nombre circula pro la red asociado a una noticia no muy agradable: su casa discográfica ha sido denunciada por dos productores que al acusan de no pagarle los royalties que les corresponden (o lo que es lo mismo, sus derechos de autor).

Según ha salido publicado en diferentes medios estadounidenses, Andrew “Drew” Correa y Marcos “Infamous”  Rodriguez habrían presentado, cada uno de ellos, una demanda federal (el procedimiento a seguir en Estados Unidos en estos casos) contra la compañía que tiene en cartera a Wayne y que lleva pro nombre Young Money Entertainment.

Rodríguez afirma que firmó un contrato con la compañía de discos en 2007 y sus trabajos se pueden ver en  Carter III, Re-Birth, We Are Young Money, Carter IV and Priceless. Correa afirma que su relación laboral comenzó un año después y colaboró en Carter III, Re-Birth, I’m Not a Human Being and Priceless.

Sin embargo, y pese a esta relación contractual y su continuado trabajo par ala compañía, ambos alegan que los pagos que les correspondían por sus creaciones cesaron repentinamente, por lo que decidieron tomar cartas en el asunto y ponerse en manos de los abogados.

Y de momento hasta ahí la actualidad de este asunto que, como podéis suponer, aún tendrá un largo proceso judicial hasta que se resuelva y tengamos una sentencia sobre el caso. Sea como fuere el final de esta historia, ahí estaremos para poneros al corriente de todo.

También te puede interesar:   Tote King, La N, Chaco - Mérida

Fuente: TMZ