Vuelve pronto, Frank

frankrijkaard.jpgDeja la liga española un señor. Un señor que ha acabado un ciclo. Un ciclo que para el Barcelona será histórico. Para mi no es menos importante la figura de Rijkaard estos cinco años. La valía de alguien se encuentra cuando su persona, su aplome y educación está por encima de las situaciónes. Mantener la serenidad y humildad cuando el viento sopla en contra, y también cuando lo hace de cara. Aquí es donde Rijkaard nos ha dado una lección, mayor aún que la que ha dado como entrenador.

Su primera temporada arrancó dubitativa, pero firmó una espectacular segunda vuelta, que permitió al equipo acabar segundo y adelantar al Madrid galáctico. Despues, con Ronaldinho al frente llegó la llegada de Eto´o, la primera liga, la irrupción de Messi, los apasionantes duelos con el Chelsea, la Champions league, los aplausos del Bernabeu, la segunda liga… pero sobretodo una idea de futbol brillante; presión arriba, circulación rapida de balón, intentando llegar al área en 2 paredes sin rifar el balón.

Llegan los malos tiempos, la exigencia de los propios jugadores no es la misma, Ronaldinho desaparece. El ciclo «Rijkaard» comienza a desquebrajarse. LEy de vida, quizá. Me alegra que el barcelonismo haya visto el nivel de compromiso de algunos jugadores y el «talante» de su presidente y lo hayan distanciado de la figura del entrenador holandés. Un placer, Rijkaard, mucha suerte.

Ir arriba