Desde la antigüedad los viajes por mar han llevado al hombre a descubrir lugares maravillosos, ya los antiguos faraones egipcios realizaban este tipo de cruceros por el Nilo.

Más recientes en el tiempo y predecesores de los ahora llamados hoteles flotantes eran cruceros como el Normandía, Arcadia o la Britania, no podemos olvidar al malogrado Titanic cuyo trágico destino sirvió para mejorar la seguridad en los cruceros de lujo.

A partir de la década de los setenta los viajes en cruceros de lujo aumentaron su popularidad, y el sector de vacaciones en cruceros de lujo no ha dejado de crecer.

Hoy en día estos cruceros viajan por todo el mundo pero destinos especialmente atractivos para los viajeros son por ejemplo Alaska, eso sí en verano preferiblemente, el Canal de Panamá el Caribe o las islas Galápagos

Las noches en un crucero de lujo están llenas de diversión donde se ofrecen espectáculos de teatro, cine, discotecas y donde los más atrevidos también podrán apostar en sus casinos.

Fuente: solo cruceros

También te puede interesar:   Maserati Gran Cabrio Sport: Lujo de alto voltaje