Het Arresthuis

Normalmente, cuando hablamos de un hotel de lujo, tenemos que considerar una millonaria inversión detrás del mismo, sólo mediante la cual es posible que sea construido, en general en sitios que anteriormente no eran utilizados, y en ningún caso, en un recinto que hasta poco tiempo antes estuviera cumpliendo alguna función para nada relacionada con la que ahora le corresponderá.

Sin embargo, como siempre sucede, las leyes están también hechas de las excepciones, como en esta situación, en la que se ha anunciado la re-apertura de la prisión Het Arresthuis, en Roermond, Holanda, aunque la misma ya no funcionará albergando a algunos de los peores delincuentes del país, sino que será utilizada como uno de los hoteles de más lujo de esta zona del mundo.

De hecho, esta prisión sirvió de modo tal durante el último siglo y medio, circunstancia por la cual miles y miles de los más peligrosos malhechores holandeses y de otras partes del mundo habitaron en su interior, que ahora podría ser ocupado por algunas de las personas más ricas del mundo, o por quien esté dispuesto a hacer un esfuerzo económico para pasar alguna noche en su interior.

Justamente, Het Arresthuis abrió sus puertas en 1862 como una prisión, aunque cerró sus puertas en este sentido en el año 2007, siendo anunciado a los pocos tiempos que se respetaría la edificación original, para ser utilizada una vez reconvertida como un hotel de lujo, de modo que básicamente, de modo que los huéspedes pagan mucho dinero para pasar al menos una noche en una de las celdas de detención.

También te puede interesar:   Cinco joyas de lujo que son tendencia esta Navidad

Sin embargo, la situación es muy distinta hoy en día, dado que cada una de las 40 piezas cuenta con grandes pantallas de LED, Wi-Fi gratis, cómodas y mullidas camas y hasta una máquina de café, 12 de las cuales son suites y poseen un lujo incluso superior, sin dejar de considerar que las otras 28 son propias de cualquier hotel 5 estrellas del resto del mundo.