Una carrera de WTCC caótica

En las carreras de coches suelen ocurrir accidentes multitudinarios en las primeras vueltas, sobretodo en la salida. En este caso, la protagonista es la carrera de WTCC celebrada este fin de semana en Marruecos en un circuito urbano, es decir, con más posibilidades de sufrir un accidente. En las primeras curvas, unos cuantos coches ya empiezan a sufrir accidentes. Trompos, choques por alcance… Ante este panorama, deciden sacar el Safety-Car, su propia asistencia en carretera, a la pista hasta retirar los coches accidentados. Pero aquí no acaba todo. Cuando el safety-car, que es un Chevrolet Cruze, entra en la carrera, se cruza con el primer coche de la carrera, un BMW Serie 3, que no puede esquivarlo.

El Chevrolet Cruze incorporándose a la pista

En la imagen de arriba vemos el momento previo al choque. No sabemos qué estaba mirando el conductor del Cruze cuando se incorporaba, ni tampoco sabemos si el piloto del Serie 3 estaba mirando a la carretera. Pero la forma como se cruza el safety-car (que casi parece que vaya a comerse el quitamiedos) es criticable.

Captura del momento del choque entre el Chevrolet Cruze y el BMW Serie 3

Como podéis ver en el vídeo del final del artículo, el Chevrolet Cruze absorbe aceptablemente el impacto lateral, aunque la puerta del conductor de abre. El BMW, después de chocar con el safety-car, rebota y choca de nuevo con el quitamiedos.

El momento posterior al choque entre el coche de seguridad y el BMW

Después del accidente entre el BMW y el Chevrolet, continúan ocurriendo más accidentes hasta que el director decide suspender la carrera. Cuando faltaba sólo una vuelta para finalizarla, se vuelve a suspender de nuevo. Lo dicho, una carrera caótica.

Ir arriba