Un príncipe de la raqueta

nadal principe asturiasRafa Nadal recibió ayer el Premio Príncipe de Asturias, un premio que le hacía mucho ilusión, ya que como el mismo afirmó es lo más grande que se puede conseguir fuera de las pistas de tenis, y es que el manacorí sabe que esto es un reconocimiento por el trabajo que no solo ha hecho durante todo el año, sino que también en su carrera de profesional.

El tenista ha tenido un año de ensueño, no solo ha conseguido solo su cuarto Roland Garros, torneo que sigue imbatido y por tanto cuenta sus participaciones por victorias, sino que a su palmarés sumó el Wimbledon, derrotando por primera vez a Federer sobre hierba y comenzando la lucha por conseguir el número uno y el oro Olímpico en Pekín, por último hay que decir que ha conseguido acabar en la primera posición del ATP en el año 2008.

El manacorí se mostró algo nervioso durante la entrega del premio a manos del Príncipe Felipe, pero después se mostró como digno sucesor del piloto alemán Michael Schumacher.

Ir arriba