Un Madrid triste no pasa del empate

raul-cristiano-ronaldo

No hay que sacar conclusiones en el primer partido de los de Pellegrini en el Santiago Bernabéu, puesto que no se puede sacar muchas cosas en claro, ya que el conjunto blanco intenta amoldarse a un estilo de juego distinto a lo que estaban practicando los últimos años, además se les nota que el toque de balón no tiene, entre otras cosas la pretemporada ha estado basada mucho en el físico y le falta todavía precisión, y se ha notado sobretodo en el portero Dudek, que le costaba salir a por los balones y los saques con la mano, eran auténticas pedradas.

El estilo de juego de Pellegrini es muy distinto al de Capello o Schuster, intenta que el juego sea rápido y con muy pocos toques de un mismo jugador, intenta que los delanteros se muevan buscando el desmarque una y otra vez, y sobretodo que los centrocampistas cambien las posiciones, sin tener en cuenta que juegan por la derecha o izquierda.

Hoy se ha notado que se necesita un organizador, un jugador que vea los deslazamientos en largos y que quite del campo a Lass o Gago, puesto que ninguno sabe conducir el balón, robar todo lo que quieran, pero mover al equipo nada de nada, y eso es primordial cuando se habla de un conjunto que busca marcar goles y salir al ataque, quizás es lo más importante que se puede sacar de este empate a 1, falta juego en el medio del campo, bueno eso, y que Raúl sigue marcando, aunque sea en los amistosos, por cierto, es curioso que Granero halla sido el más ovacionado, y también el que más ganas tenía de demostrar algo, y es que la cantera sirve para algo más que para curtir a los demás equipos.

Ir arriba