-

Un Atlético ridiculo cae ante el Recreativo de Huelvan

cleber santana atletico

Ayer se vio porque la copa del rey tiene que ser a un partido, ya que el estadio del Recreativo de Huelva reflejaba un ambiente muy frio, y es que solo 2000 aficionados se acercaron al Nuevo Colombino,  todo hubiera cambiado si la afición supiera que si ganan le podía tocar a otro grande, la presión hubiera sido distinta, además el suplicio de los colchoneros se hubiera acabado pronto, solo 90 minutos, por supuesto los jugadores rojiblancos, a pesar de ir con uno menos 70 minutos, no se hubieran echado atrás y pensado que el 2-0 era un buen resultado.

Después de la expulsión del defensa checo, llegó el inocente penalti cometido por el congoleño Cedric, que precisamente no querrá recordar su debut como rojiblanco, al ser cambiado pocos segundos después, Barrales, que estaba extramotivado contra el Atlético de Madrid, no consiguió engañar a De Gea, pero si batirlo, así que con el 2-0 se fueron los dos equipos al descanso, antes reyes reclamó una roja al ser agarrado cuando se quedaba solo contra el portero.

El segundo tiempo fue patético, parecía que los colchoneros se conformaban con el 2-0, no intentaban ni chutar de lejos para inquietar la portería rival, incluso a Forlán que suele pelear todos los balones se encontró como una isla desierta, incluso bajó los brazos en muchos compases del partido, al final se hizo justicia y el Recreativo de Huelva consiguió el tercero en las botas de Barrales, tras un sensacional pase del joven Miguelito.

También te puede interesar:   Los locales se adelantan en la Europa League
También te puede interesar:   El Madrid sigue de tres en tres y el Atlético pincha en Oporto

Lo último...