Tras las huellas de Agatha Christie en Aswan

La ciudad de Aswan, al sur de Egipto, es uno de los lugares desérticos más alto y más seco del planeta, aún no se encuentra entre los lugares a los que va todo el mundo. Parada obligatoria para los viajeros más intrépidos que deseamos explorar los asombrosos lugares que se encuentran más allá de las orillas del Nilo, adentrándonos en el desierto hasta llegar a los oasis del sur. Además, es punto de encuentro para continuar hacia Abu Simbel y el Lago Nasser. He recorrido este país en dos ocasiones, en breve volveré a nuevas rutas, sin embargo, en mi primer viaje a Aswan, tenía un objetivo que cumplir.

Entre los hoteles hay uno, el más conocido, se llama “Hotel Old Cataract” (1.899) es uno de los hoteles clásicos del viejo mundo empapado de historia. Su arquitectura victoriana mezclada con la árabe y su especial decoración es de gran belleza y majestuosidad. El antiguo edificio está situado en una colina de granito al borde el caudaloso Nilo, frente a la Isla Elefantina; toma su nombre de la Primera Catarata, en la frontera norteña de Nubia.

Pernoctar no estaba al alcance de mi bolsillo. El interés por visitar este lugar era motivado porque aquí, mi admirada  escritora Agatha Christie, se hospedaba largas temporadas. Fue su fuente de inspiración para escribir la novela ” Muerte en el Nilo” (1.937). Este Hotel, en su honor, ofrece la “Suit Agatha Chritie” para aquellos clientes que lo soliciten. Posteriormente se rodó la película.

Sí pude acceder (previa autorización) a los suntuosos salones y recorrer los espacios comunes. Se respira una atmósfera especial. Se tiene que vivir cada rincón. Sus paredes, sus suelos, las cortinas, todo está impregnado de fascinación y misterio. Por unos instantes, imaginé ver a Christie sentada en una de aquellas mesas, tomando un sabroso té, mientras charlaba animadamente con  Hércules Poirot y la elegante joven Linnet Doyle. Entre las muchas personalidades que se alojaron están Churchill, el escritor Saint Exupery, Lord Carnavon, Champollion, Faruk, Aga Khan y Howard Carter anunció al mundo el descubrimiento de la tumba de Tuntakhamon. Parecía todo tan surrealista.

Al final, decidí sentarme en “La Terrasse” para tomar un delicioso té con menta. Desde allí pude disfrutar de un maravilloso atardecer, animado por un grupo de músicos árabes; contemplé las falucas, con su avance lento y constante, desplegada su vela al viento. Gozosa por haber conseguido llegar al lugar de los hechos y tener las pruebas.

La célebre y genial Agatha Christie (1.890-1.976) cuyo verdadero nombre era Agatha Marie Clarisa Miller, fue una literata de fama internacional por sus novelas detectivescas y de misterio más vendida en el mundo, han sido traducidas a cuarenta y cinco indiomas. Nadie mejor que ella ha sabido contarnos esas historias que se esconden detrás de un crimen, por esto se le llamó “La Dama del Misterio”.

Su habilidad narrativa era intrigar al lector. Una de las características principales de la prosa detectivesca de  Agatha Christie  es que, se desarrolla en lo que se denomina en el clásico “whodunit”  (¿Quién lo hizo?. Esto permite al lector desarrollar hipótesis para intentar adivinar, antes de terminar el relato, quién es el personaje culpable.

Además de sus setenta y cinco obras de misterio, también escribió seis novelas románticas bajo el seudónimo de  Mary Wesmacott, ejemplo de ello es el libro “Ausente en primavera” (1.944), diecinueve obras de teatro, la más famosa  “La ratonera“, que aún se sigue representando en los teatros de Londres desde 1.952. Y por último, un libro de poemas.

Su primera novela, una fantástica historia de  intriga “El misterioso asunto de Styles” (1.920) por primera vez aparece el personaje Hércules Poirot, protagonista de un sinfin de historias detectivescas. En su novela “Telón” (1.975)  relata la muerte del popular personaje, después de una carrera ficticia de casi 60 años. Otro de sus personajes conocidos,  Miss Marple , protagonizó varias de sus obras.

Agatha Christie fue toda su vida una viajera incansable. En aquella época era muy arriesgado que una mujer cruzara toda Europa para visitar Oriente. En uno de sus viajes, el que hizo en el  Orient Express, le sugirió la novela del mismo título. Durante esta travesía conoció al que sería su segundo marido, Max Mallowan, un conocido arqueólogo inglés, quince años más joven que ella. En su vejez, dijo una frase que se hizo popular: “Cásate con un arqueólogo, cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará”.

Desde que contrajo matrimonio, sus viajes fueron más frecuentes, ya que por motivos de los trabajos de excavaciones, vivía temporadas en Egipto, Irak, Siria y Reino Unido. Esos viajes fueron fuentes de inspiración para algunas de sus obras:  Muerte en Mesopotamia (1.936), Muerte en el Nilo (1.937), Cita con la muerte (1.938) La venganza de Nofret (1.944) Intriga en Bagda (1.951).

Estas novelas ofrece una trama interesante, ya que con el contexto cultural de Egipto, la escritora descubre los personajes en relación con el “modus vivendis” del país y lo refleja en sus descripciones.

La última novela que escribió fue en 1.975 bajo el título  “La puerta del destino” (Edit. Molino)

El día 12 de Enero de 2.008 fue el 32º aniversario de su muerte. A título póstumo fueron publicados obras inéditas, y su autobiografía ” Ven y dime como vives” (1.987) en la que figura como  Agatha Christie Mallowan.

Como curiosidad, en el mes de Setiembre de 2.007, la ciudad dónde nació, Turquay,  celebró el 70º aniversario de la publicación de su obra “Muerte en el Nilo”.

Los personajes que creo Agatha Christie aún siguen vivos para sus lectores.