Tote King ha vuelto como un tipo cualquiera, como sí mismo. Y es que el sevillano vuelve más ácido y omnívoro en cuanto a ritmos.

Tote vuelve a esas maneras tan provocadoras que fama le dieron junto a su hermano Shotta en “Tu madre es una foca”. En “Mentiras” rima sobre un sample de Rock and Roll para avasallar contra la economía, la política y la miseria del propio ser humano. Se confiesa un heavy : “Solo bailo con Iron Maiden, nena”, nos dice en “Empezamos”. El disco da muestra de ello en “Lo hacemos así”, un egotrip friki y cargado de ironías como las que nos tienes acostumbrado, y encima lo hace con un ritmo de guitarra al más puro estilo Jimmi Hendrix.

Ritmos oscuros –“Bumm ( yo soy el toterreno)”; “Merece la pena”-, mini mix-tapes en canciones como “Un año más”, donde se resumen en 3 minutos las rutinas de nuestra sociedad según las estaciones del año; toques de los 80 con bpm frenéticos para hablar de su afición a los botines; y el asco a ciertos sectores sociales – “Progres”; “Lo hacemos así”.

De todos modos es injusto encuadrar las temáticas del disco según track. Tote se acostumbra a hablar y criticar a todo quisqui: “en este pseudos safari ponte los guantes, traigo más versos que La Divina Comedia de Dante”.

También hay huecos para el regguae en “Ni de ellos ni de ellas”, una visión de la actitud de chicos y chicas que llegan muchas veces al absurdo de sus relaciones: “Son las típicas que se arreglan para comprar leche,vamos. Pero hay un truco: a esas ni las miramos”.

También te puede interesar:   "Zapatitos azules y felicidad" de Alexander Mc Call Smith

Dj Uni sustituye a Down Jones en los platos, y era algo previsible tras ver que en la pasada gira de Tote este se vino con el Dj también de Jondo. Uni no escatima en scratches y con una endiablada técinca de rapidez que no descuida la precisión para dibujar unas bases con clase y muy conectadas con las entradas de ritmo de Tote.

Al final de algunos tracks, Tote nos da una subliminal lección de cómo se construye una instrumental. Por ejemplo en Woh!, donde después de usar un sample de soul, al final de la canción colea el fragmento.

Después de 2 años de espera, Manu se marca un monólogo en su último trabajo. Y es que la única colaboración que apreciamos al micrófono es la de Vast Air, el mc norteamericano de Cannibal Oxx, dejando de paso claro que ningún artista internacional es inaccesible para marcarse una colaboración con b.boys de España. Ya tenemos el ejemplo de Nach con Faf Larage, que se comunicaban por e-mail; o el de Zenit con Cyrano a través del messenger.

Tote vuelve con un sonido más bailable que el de pasadas entregas, fiel a esa cinefilia que le caracteriza incluyendo simples de películas en algunos temas, y muy importante esa vuelta al Tote ácido del “Tu madre es una foca”, y que pareció perderse en el “Música para enfermos”. ¿Una mezcla de estos dos últimos trabajos?. Posiblemente, pero sigue comunicando mejor que muchos mc’s sevillanos.

  • cristian

    para decir lo q eres solo lo tengo q decir en 3 palabras:

    !!!!!!!!!!!!!!……..El PuTo AmO……….!!!!!!!!!!!!