El Falaknuma Palace se ha convertido recientemente en un hotel, pero hasta ahora, ha sido un palacio que fue propiedad del nizam Mir Osman Ali Khan, que a mitad del siglo pasado era considerado el hombre más rico del mundo. Así que imagínate…

Se decía que en la piscina del palacio había perlas, y que cuando los invitados se iban, el nizam les invitaba a coger un puñado de perlas. Un hombre que no escatimaba en lujos, de hecho, mandó traer una flota de Rolls Royce solo para recoger la basura de su ciudad.

Ahora, el impresionante palacio se ha convertido en el hotel número 100 de la lujosa cadena Taj Hotels, que posee algunos de los hoteles más impresionantes del mundo.

Para que te hagas una idea, el Lake Palace de Udaipur o el Rambagh Palace de Jaipur pertenecen a la misma cadena. Un hotel de puro lujo.

Foto de Luxuryta

También te puede interesar:   El Emporio Armani marca tendencia