Tácticas con La Serpiente Alada (parte I)

Hoy vamos a abordar las posibles tácticas y algunos usos interesantes de un monstruo favorito de Warhammer Fantasy, la Serpiente Alada de los Orcos y Goblins. ¿Que por qué es mi monstruo favorito? la principal razón es que incluso por encima de los dioses del Caos mi corazón es pielverde, pero aparte de esto me parece uno de los monstruos con una mejor relación «funcionalidad»-precio.

Daros cuenta de que más que «calidad» digo funcionalidad, ¿esto por qué es? pues principalmente a que más que una calidad bestial de atributos el provecho que le podemos sacar a la Serpiente Alada es a través de sus multiples funciones, siendo la principal de ellas: el vuelo. ¡Sí amigos, es la única unidad de los Orcos y Goblins que puede volar! bueno, a expeción de los locos lanzagoblins… pero ese es otro asunto.

serpa alada

Serpiente Alada, no la trabes en combate hasta el final

La Serpiente Alada tiene una importancia especial en un ejército pielverde y esto se debe a la exclusividad que tiene como criatura voladora. Si la trabas en combate pronto la puedes echar a perder, aunque si bien es cierto que desde la última edición los monstruos se han potenciado en combate cuerpo a cuerpo gracias a la inclusión del maravilloso «golpetazo atronador», aun asi no la comprometas desde el principio en una cruenta batalla.

¡Pero ojo! Ten en cuenta de que hablamos de no trabar la Serpiente Alada contra unidades grandes, como poderosos regimientos de infantería pesada. En lugar de esto lo que tienes que hacer es ataques fugaces y efectivos donde puedas imponer tu superioridad en combate cuerpo a cuerpo con rápidez y luego marcharte.

También te puede interesar:   DrumDrama + Klandestino

Realiza ataques fugaces

Es la mejor manera de aprovechar la capacidad de lucha de nuestra Serpiente Alada golpeando, ganando y retirándonos estratégicamente. Ataca a caballerías (a ser posible que no sean muy pesadas o si lo son que tu general tenga un buen atributo de fuerza). Lánzate contra máquinas de guerra antes de que ellas se lancen a por ti. Esta quizás sea una de las partes más complicadas y representa el mayor punto débil de la Serpiente Alada: su tamaño y esa manía de ser un imán para los cañonazos y virotes.

En la próxima entrada abordaremos más posibilidades de uso y echaremos un vistazo a algunos de estos puntos débiles. ¡Hasta la próxima!

Artículo anteriorUn iPhone siembra la polémica en una entrevista al CEO de Nokia
Artículo siguienteHTC One se muestra de nuevo en un anuncio, pero continúan los retrasos