-

Tácticas con Rompehierros (I)

Hoy nos ocupa una de las unidades de infantería más potentes de Warhammer, los Rompehierros enanos. Su nombre os puedo asegurar que no es casual, ya que en más de una ocasión mis unidades de orcos y goblis han tenido la desgracia de conocerlos en el campo de batalla…

Un consejo bueno con los rompehierros podría ser «trata de evitarlos a toda costa», y no sería algo descabellado. Esta unidad es una de las unidades de infanteria más duras de todo Warhammer, como mucho igualadas por unas pocas unidades de élite, entre las que podríamos incluir a los saurios de los hombres lagarto (mejor dicho a la guardia del templo) y los guerreros del caos elegidos.

rompehierros_g

Algunos consejos con los Rompehierros

Si eres tu el jugador enano que los controla esta unidad es relativamente fácil de llevar. Puesto que eres enano y ya hemos asumido que la mayoría de veces las cargas las aguantaremos nosotros, es muy sencillo poner a tu unidad de rompehierros enfrente de la unidad enemiga donde quieres que el rival se estrelle.

No obstante esto muchas veces puede no funcionar, Para eso una táctica que en alguna ocasión he visto ha sido adelantar la unidad de rompehierros a modo de «cebo» por delante del resto del ejército, pero eso sí, con un par de unidades de contracarga un poco por detrás de la unidad para realizar un contraataque por los flancos en caso de ser necesario.

Si te fijas bien, de momento simplemente estamos aplicando la táctica del Yunque y el Martillo solo que con la pequña variación de que la unidad martillo, que se estrellara contra la unidad que flanqueé a nuestros rompehierros debería estar más atrasada de lo normal.

También te puede interesar:   Tupac Shakur el mejor rapero de la historia.
También te puede interesar:   Hombres Bestia; Todo lo que Tienes que Saber

En el caso de los enanos esta táctica del Yunque y el Martillo se pude llevar a cabo especialmente bien ya que el ejército enenao es el mejor para soportar una carga. Por tanto pon a tu unidad delante y tienta a tu enemigo a cargar a tus rompehierros, ya que de lo contrario lo haras tú…

Lo último...