Suelos laminados, lo mejor para tu oficina

Hoy en día, a la hora de decorar o reformar un despacho u oficina, muchos optan por un suelo de madera por su imagen actual y acogedora. La calidez que desprende este noble material es decisiva cuando debemos decidirnos por el suelo más adecuado para el lugar donde pasamos una gran parte del día.

Suelos laminados, lo mejor para tu oficina 11

De entre todos los tipos de suelos de madera los suelos laminados son, sin  duda, los que ofrecen más ventajas. Aquí te detallamos todas las virtudes para tenerlos muy en cuenta a la hora de decorar tu zona de trabajo.

Sensación de calidez

Un espacio de trabajo de ambiente agradable es básico, en especial para desarrollar las profesiones más creativas. Los espacios diáfanos y una buena iluminación también son esenciales. A pesar de no ser de madera natural, los suelos laminados transmiten una gran sensación de calidez, de serenidad y de calma,  fomentando la productividad.

Aislamiento acústico

Otro elemento imprescindible para favorecer la concentración en tu zona de trabajo es el silencio. Los suelos laminados, como los de Quick Step, Krono o T-Flooring, combaten la contaminación acústica con su casi total absorción del sonido de pasos e impactos.

Abaratamiento de costes

Al estar compuestos por materiales sintéticos, los suelos laminados suelen suponer un ahorro del 50% versus los suelos de madera natural.

Fácil instalación y mantenimiento

Los suelos laminados también destacan por su fácil, rápida y limpia instalación. Cuando necesitamos decorar o reformar nuestro lugar de trabajo, los plazos de ejecución son muy importantes. Podemos colocarlo encima del suelo anterior sin necesidad de obras e incluso podemos instalarlo sobre sistemas de calefacción radiante. Su mantenimiento también es de lo más sencillo. Si se nos derrama una taza de café o de té no debemos preocuparnos, ya que su capa base protege la superficie de manera eficaz con un panel de fibras impermeable.

Resistencia y durabilidad

Los suelos laminados tienen una gran resistencia al desgaste. Ésta y su calidad dependen de la categoría y la clasificación del producto. Para una oficina de uso intenso, Decopraktik recomienda un suelo laminado AC5, de clase 33 y de 8 mm. de grosor para dar estabilidad al suelo. También tienen la ventaja de ser antiestáticos, ignífugos y resistentes al agua y a la humedad.

Suelos laminados, lo mejor para tu oficina 12

Suelos laminados, lo mejor para tu oficina 13

Suelos laminados, lo mejor para tu oficina 14

Ir arriba