Sony está en números rojos en su sector móvil en cuanto a ventas de dispositivos móviles. Es un dato curioso teniendo en cuenta el gran catálogo de teléfonos del creador japonés pero parece ser que la competencia es demasiado complicada.

Los últimos reportes del funcionamiento de la empresa indican pérdidas para el próximo año fiscal que termina en marzo de 2015. Cuando estos números negativos se repiten por más de 6 meses la confianza en el sector empieza a mermar, por eso el director Kazuo Hirai anunció nuevos planes para reconstruir el sector electrónico.

moviles-sony

Procesos de reestructuración

En los últimos meses Sony ha prescindido de su unidad de televisión y vendido su negocio de desarrollo de ordenadores. También ha habido despidos para intentar mejorar los números pero parece que se analizan nuevos despidos para seguir reduciendo gastos.

De acuerdo a PhoneArena, el pronóstico de Sony significaría una disminución del 15% en el tamaño de la división. Estos despidos y reducciones serían necesarios para que Sony intente volver al mercado con números positivos ya que su división de teléfonos móviles y electrónica está pasando por una de sus etapas de menos ventas en los últimos años.

Serían alrededor de 1000 puestos de trabajo que serán eliminados en breve. Sony además se juntará con fabricantes de gama alta para intentar definir un nuevo estilo de dispositivos apuntando a usuarios de alto poder adquisitivo. ¿Es una estrategia adecuada?

A simple vista parecería que no. Los mercados emergentes como la India siguen creciendo, y si bien Sony difícilmente pueda competir con Google y su proyecto Android One, lo cierto es que Sony podría intentar crear dispositivos con precios más competitivos pero buena calidad. Otra complicación serán los fabricantes chinos. ¿Logrará Sony volver a la lucha en el mercado de móviles?

También te puede interesar:   Actualización del iPhone a 1.1.3