La batería del móvil es una pieza clave para el buen funcionamiento del dispositivo. Con el paso del tiempo, se han ido mejorando, ofreciendo un mejor rendimiento y autonomía a los usuarios.  Por ejemplo una batería Samsung que garantiza varios días de carga o bien un sistema de carga rápido para casos de emergencia. Pero tarde o temprano, conforme pasa el tiempo, las baterías tienen a deteriorarme, hasta que llega un punto en el que estas molestias se hacen perceptibles en forma de apagones repentinos. Da mucha rabia estar en plena conversación y ver como el teléfono se apaga sin previo aviso. Por este motivo, hoy queremos mostraros algunos síntomas que nos indicarán que es hora de jubilar la batería de nuestro terminal y colocar otra nueva en él.

Análisis visual del estado de la batería

Se trata del primer paso que debemos realizar para comprobar si la batería del móvil tiene algún problema. La idea es desmontar la batería del termina para observar si encontramos posibles roturas, conectores con óxido o si está manchada de alguna sustancia blanquecina. Si existe alguno de estos tres síntomas, significará que está estropeada y que hay que reemplazarla. En el caso de que se trate de un teléfono con batería integrada, este proceso será más complicado pero con las herramientas adecuadas, se puede desmontar sin problemas.

Batería que no puede mantener la carga

Los nuevos teléfonos inteligentes cuentan con baterías que ofrecen una duración de un par de días sin necesidad de ser cargado, siempre y cuando el uso sea normal. En el caso que notes que tu batería necesite ser cargada a diario o incluso varias veces al día sin hacer un uso excesivo del terminal, es una clara señal de que algo no funciona bien.

También te puede interesar:   Huawei U8220 llega a Argentina de la mano de Movistar

Falta de energía

Una de las señales más claras que nos podemos encontrar es ver que la batería no puede suministrar la energía necesaria para el buen funcionamiento del teléfono móvil. Esto lo podemos ver si una vez desconectado el cargador del terminal, la batería se queda sin energía al instante o a los pocos minutos. Esto es señal de que está rota o que ha perdido toda su habilidad capacitiva.

Agotamiento irregular

Aquellas baterías que funcionan bien, y que están completamente cargadas, debería irse agotando de manera uniforma según se vaya utilizando el terminal. Si vemos que el icono que indica la carga de la batería cae rápidamente utilizando el móvil de forma normal, es un síntoma de que algo no va bien. Puede ser que se trate de un problema pasajero, pero cuando ocurra varias veces seguidas, es hora de pensar en renovar esta parte del terminal.

Gírala

Se trata de una prueba muy útil en aquellos casos en los que es fácil quitar la batería. Cuando la batería está expuesta a temperaturas extremas, puede ocurrir que se dañen las celdas, provocando deformaciones, que en muchos casos pueden pasar desapercibidas. Para ver si esto ocurre, podemos ponerla encima de la mesa y hacerla girar.  Si vemos que esta gira como si fuera una peonza, es señal de que no está bien. Si está en buen estado, toda la superficie estaría en contacto con la mesa y al girar, en poco tiempo se pararía.

¿Qué otras señales conocéis para determinar si la batería falla?