Son muchas las personas que ven en septiembre como el punto y final al verano, teniendo que volver de nuevo a la rutina diaria del trabajo y de empezar a planear la escapada para el próximo puente. Pero de un tiempo a esta parte, septiembre también se está convirtiendo en el mes favorito por muchos para salir de vacaciones. De hecho, es una de las elecciones favoritas a la hora de viajar entre los millenials. Una tendencia en auge que, según el Observatorio Nacional de Turismo, ya disfruta un 15% de los españoles y cumple con múltiples ventajas.

Septiembre, un mes para los más jóvenes

Según un estudio realizado por la plataforma de viajes online MísterFly, uno de cada diez viajeros opta por reservar sus vacaciones una vez finalizado el periodo vacacional masivo. También destaca como el perfil suele ser viajeros menores de 35 años destacando entre sus atributos su espontaneidad y flexibilidad, tanto de destino como de fechas.

Además de un considerable ahorro de costes, los jóvenes turistas “tardíos” disfrutan de unas vacaciones en las que el clima sigue siendo perfecto para hacer turismo e incluso evitas las altas temperaturas propias de agosto. Además, es más fácil y cómodo encontrar alojamiento y planificar el viaje a tu gusto, sin tenerte que preocupar por aglomeraciones turísticas que estorben la paz y tranquilidad que buscas en tus vacaciones.

Ofertas de última hora

Entre este tipo de viajeros, muchos optan por viajes last minute y con el mínimo presupuesto. Para todos ellos, septiembre también es el mes elegido.

En general los millenials suelen buscar vivir sin ataduras en todos los ámbitos de su vida. Por eso a menudo esperan hasta el último momento para hacer sus reservas, a pocos días o semanas vista. En este sentido, los viajeros de última hora priorizan la flexibilidad y posponen la planificación de un viaje con el fin de encontrar las mejores ofertas o decantarse por el destino menos turístico de la temporada y disfrutar así de unas vacaciones sin aglomeraciones.

También te puede interesar:   Cómo escapar del estrés de las vacaciones en 10 pasos

Aplazar la planificación de un viaje también crea un efecto sorpresa que puede traer nuevas aventuras, descubrir destinos inesperados y a la vez, aumenta nuestra capacidad de fluir y de afrontar cualquier imprevisto que pueda surgir. No hay mejor sensación que reservar un viaje de última hora y que todo salga bien, y si además encontramos un chollo, ¡mejor que mejor!

Destinos muy variados

Dependiendo de las ofertas que encontremos, los destinos durante este mes pueden ser muy variados. Sí que podemos destacar algunas zonas de playa como Italia, España o Portugal. En caso de contar con presupuesto, también es buen momento para viajar hasta los Estados Unidos, Sudamérica o Japón.

El estudio del Observatorio Nacional de Turismo indica que un 43% prefieren alojarse en hoteles frente a apartamentos (28%). De media, los usuarios pasarán entre siete y doce días de vacaciones y gastará unos 790€ por persona, pudiendo llegar hasta los 1.000€ en muchos casos.

También hay que destacar como la mayoría de los viajeros optan por contratar sus viajes por medio de plataformas online, más aún en este mes donde las ofertas de última hora abundan por la red.