Eso dijo Ángel González  cuando murieron algunos de sus mejores amigos de generación: Barral, Gil de Biedma, Benet, Hortelano, Alarcos, José Agustín Goytisolo… 

Luego tuvo otros nuevos que inyectaron vida a su escepticismo y que hoy sentiran su pérdida y tendrán, como él entonces, nublado el porvenir.

Ya habla el enlace de este poeta extensivamente, pero quiero destacar su gusto por la ironía capaz de expresar el sí y el no acerca de las cosas, como dice él mismo.

Y hoy, en su recuerdo, este poema del autor de Palabra sobre palabra.

¿CÓMO SERÉ…

¿Cómo seré o               
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.
Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles.

También te puede interesar:   ¿Por qué introdujeron a Batman en la nueva Man of Steel?
  • reyes

    Gracias Isabel por esta entrada sobre Angel González. Precioso el poema que introduces. Para mi es uno de los mejores poetas. Volveré a releerlo ahora.

  • Leí ayer las “malas nuevas”. Un poeta muy grande, sin duda.

  • Hermoso poema, Isabel, de Angel González. Me hace sospechar que él creía en la reencarnación.

  • Ana Alvea

    Me agrada ver un comentario sobre Ángel González en este blog. Muy interesante la página de enlace. Yo lo conocí por casualidad, buceando entre los libros de una librería de las de antes, ésas en las que llegas a tener confianza con el librero. Fue mi poeta preferido por un tiempo, por su sentir hondo y duradero, su ironía que suavizaba su pesar, sus reflexiones. Después he conocido otros/as con otra estética o estilo , pero algunos de sus poemas me siguen emocionando igualmente, forman parte de mi historia.

  • Elisa I. Mellado

    Querida Isabel, aunque han pasado ya unos días desde el fallecimiento de este ilustre poeta, noticia que conocí cuando estaba de viaje, ahora acabo de leer este bonito homenaje que le haces. Me ha gustado el poema que has escogido.