La historia del centrocampista del Levante, Rubén Suárez ha sido muy cruel, aunque parece que vuelve a sonreir gracias a los goles que marca y, sobre todo, a que las lesiones le están respetando. El jugador asturiano era una de las promesas del fútbol español, salido de la cantera del Sporting de Gijón, llegó a formar parte de la selección sub-20 que ganó el mundial, pero su fichaje por el Elche le cambió la vida, no se sabe el porqué, el jugador se lesionó una y otra vez de sus rodillas e incluso se pensaba que se podía retirar del mundo del fútbol.

Luís García le reclutó para su proyecto en el Levante, y tres temporadas después, no sólo se ha encontrado con que las lesiones le respetan, sino que también se ha demostrado que es un jugador de primera división, porque Rubén Suárez tiene mucha calidad en sus botas, sobre todo cuando el balón está parado, que puede colocar el balón donde él quiere, como se demostró esta jornada ante el Hércules.

Así que Rubén Suárez, aunque un poco tarde, ha demostrado que si las lesiones le respetan, puede ayudar a cualquier equipo a mantenerse en primera división, aunque no podemos olvidar que el Levante está a cuatro puntos de Europa, y quien sabe, si continúa esta racha, puede ser una de las gratas sorpresas de esta temporada.

También te puede interesar:   ¿Qué sensación te queda después del partido?