Roman Polanski , el quimérico director

Con 81 años, este director francés de origen polaco, ha llevado toda una vida de cine a la chita callando, ya que sin ser muy comercial o muy extravagante ha sabido llevar el mejor cine europeo por todos los rincones del mundo. Con producciones de pequeña magnitud, a excepción de un par de casos, sus películas se han centrado casi siempre en historias profundas y humanas, con un buen peso del dialogo que siempre ha sabido exprimir en cada momento, veamos algunos de estos ejemplos:

Aparte de haber trabajado en bastantes cortometrajes, Polanski empieza su carrera con Repulsión (1965) un film con el que el thriller psicológico iba a  ser su seña de identidad  a partir de ese momento, rodada en blanco y negro, con una banda sonora y efectos sonoros bastante llamativos, consigue una película de lo más profunda y a la vez terrorífica pero siempre dándole su toque más personal.

1

 

Dos años más tarde le llega casi que el mejor momento de su carrera con La Semilla Del Diablo (1967), grandísima película y otra vez thriller psicológico , de la cual han mamado cantidad de directores buscando siempre el hilo más fino de la tensión que en esa época solo creaba Polanski.

bebes-apocalipticos-la-semilla-del-diablo

En 1969 se produce el brutal asesinato de su mujer en ese entonces Sharon Tate a manos de la banda del conocido Charles Manson, hecho que marcaría de por vida su carrera y mantuvo inactivo unos años.

En 1974 rueda Chinatown con un joven y tremendo Jack Nicholson con la que conseguiría bastantes premios pero es en 1976  cuando realiza una de sus mejores y llamativas películas, se trata de El Quimérico Inquilino, otro thriller psicológico y esta vez protagonizada por el mismo, es una cinta bastante buena que trata de la relación de un hombre con sus vecinos, ambiente muy oscuro y muy buen dialogo es lo que caracteriza a este cine que estaba haciendo hasta ahora.

pdvd_001

Tess en 1979 y La Novena Puerta en 1999 son también dos de las cintas con más éxito de Polanski , pero hasta el 2002 no iba a llegar el momento cumbre en su carrera con El Pianista con el que ganó el Oscar al Mejor Director haciendo seguramente su mejor película.

Despues de eso y algunas idas y venidas con la justicia , su carrera se encuentra ya dando coletazos de cine de alta y baja calidad, películas un poco mas comerciales y un poco más complejas , así es el caso de El Escritor (2010), Un Dios Salvaje (2011) y la Venus De Las Pieles (2013) que es su última película.

Un director polémico, profundo, oscuro, pero con un toque muy sutil para hacer cine y con una carrera a sus espaldas con muchas joyas, películas que se consideran ya antiguas para los modernos cineastas pero que tienen la base y los cimientos de lo que se considera ahora cine de terror psicológico que no es ni cuanto menos como el de Polanski.

Ir arriba