Roland Garrós despidió a su campeón

1243785530_0

Rafa Nadal dijo adiós a su torneo preferido, áquel que todavía no conocía la derrota después de cuatro ediciones disputadas, donde comenzó a fraguarse un nombre, pero como casi siempre, todos estos records tienen un final, y esta vez le tocó después de 31 partidos disputados y 4 roland garrós levantado.

Nadal no ha dicho un adiós sino un hasta luego, ya que un año malo lo puede tener cualquiera, además creo que no le viene mal reposar unas semanas después del comienzo de año que tiene, y fijarse como meta llegar a Wimbledon en plenas condiciones, aunque quizás lo que más choca es la forma de perder que tuvo, porque fue ante Soderling, un medio desconocido para aquellos que no suelen ver tenis, y una buena derecha, de la escuela sueca, para los otros.

Soderling aprovechó en todo momento que Nadal no era el de las otras ocasiones, y sobretodo las bolas de break que tuvo, porque hizo cinco de siete, llegó a tener cuatro de cuatro, rompiendo una y otra vez el servicio del español, además no aflojó fisicamente ni mentalmente, incluso después de perder el segundo set en el tie-break, no se hundió y ganó el tercero y cuarto.

También te puede interesar:   Nadal gana a Dent en Cincinnati
Artículo anteriorEl Betis es el que desciende
Artículo siguienteDenis Menchov es el sucesor de Contador