Resumen Jornada 6 de liga

Ronaldinho vuelve a sonreirPasaron los 50 dias de Capello, y quien apareció fue Ronaldinho y
el Barca, en la semana que visitan los campos que les consagraron el año pasado, Stanford Bridge y el Santiago Bernabeu. Otros que aparecieron, pero por desgracia, fueron los árbitros, en una de las jornadas más lamentables en este aspecto que yo recuerdo.

Getafe 1-0 Real Madrid.

Nada de nada, la primera regla para ganar un partido es que hay que tirar al
menos a puerta, y los blancos no lo hicieron. Los de Schuster corrieron más
y mejor. Ronaldo se autoexplusó, y en un principio no estará en el clásico.

Barca 3-1 Sevilla.

El Barca se vengó, Ronaldinho volvió y marcó 2 goles. Los azulgrana aceleran
al principio de su «cuesta de Octubre». Líderes en solitario. Mientras, Del Nido nos sigue privando de ver «al mejor equip del mundo».

Atleti 2-1 Recre.

Menudo «Show» vimos en el Calderón. Penaltys que no son que se pitan, los que
si son se van al limbo, goles con la mano (que pillería el Kun), expulsiones
que se le pasan al colegiado. Vamos que a Sanchez Arminio le debería dar
vergüenza los arbitros que nos tiene en primera.

Cara y cruz en el Norte.

Bakero ya se ha quedado sin respiración, y esta solo. Un punto de 18 lo dice
todo. Mientras el Bilbao coge aire, gracias a Yeste, y aun inocente Nastic,
que tiene a un Bizarri candidato a favorito del público en Operación
Triunfo. EL Racing ganó al final de Penalty en el Reyno de Navarra. Más leña
para los «hombres de Arminio». Quizá a Portugal ya no le sirva esta
victoria.

Mala jornada para Levante.

Bizarri tendra un duro competidor esta semana en Cañizares, que le salió
todo mal en Balaidos
. El Valencia perdió su condición de invicto. EL levante
perdió contra el Mallorca con un gol de Arango, que poco les va a durar al
equipo bermellón si sigue ese magnífico nivel.

Empates sin sentido.

Ni en Sevilla, ni en Villarreal, se acordaron de jugar al futbol y empataron
en ambos partidos
.Betis y Depor se tuvieron mucho miedo, mientras Villarreal
y Espanyol ni se atrevieron a mirar la porteria contraria.

Ir arriba