Qué tener en cuenta a la hora de comprar ropa por internet: dos claves básicas

Comprar por internet es algo que actualmente está a la orden del día. En pocos años, hemos visto cómo las compras online han pasado de ser algo anecdótico en nuestra vida a convertirse en una práctica indispensable para muchos. Y es que el ecommerce, o comercio digital, cada vez tiene más peso tanto para nosotros como clientes, como para las empresas y la economía.

Dentro del mundo de las compras online, el sector de la moda es uno de los que más han crecido, y son muchas las grandes marcas, como Gisela Intimates, que apuestan por ofrecer a sus clientes un buen servicio de compra online.

Sin embargo, comprar ropa online puede tener también sus inconvenientes. El hecho de no poder ver la ropa y probárnosla, además del tedio de las gestiones de devolución o cambio, muchas veces hacen que nos lo pensemos dos veces antes de realizar una compra. Por ello, te contamos cuáles creemos que son las dos claves más importantes a tener en cuenta a la hora de adquirir ropa online para que nuestra compra sea un éxito.

Escoge tiendas fiables

A la hora de comprar por internet, la fiabilidad es algo muy importante para el cliente. Aunque cada vez nos desenvolvemos mejor en lo online, el miedo a sufrir una estafa, a que no llegue el producto que compramos o a que la calidad no sea la esperada, siguen estando presentes. La fiabilidad de un negocio online lo es todo, y una buena muestra de ella es su reputación.

La reputación de un negocio online puede comprobarse en sus reseñas, en los comentarios de sus perfiles en redes o en reviews de sus productos en su web. Podemos obtener mucha información de todo esto: saber cómo de satisfechos se encuentran otros clientes, ver los productos reales una vez comprados, e incluso en algunos casos, pueden evitarnos sufrir una estafa.

Con las grandes marcas que incluso tienen tiendas físicas, es difícil equivocarse, ya que suelen darnos ciertas garantías de que el proceso va a ser fiable y seguro. Sin embargo, en algunas ocasiones, con marcas pequeñas o que están empezando a desenvolverse en el mundo digital, puede ser difícil obtener información sobre ellas. En este caso, quedará a nuestro juicio personal considerar si merece la pena arriesgarnos y juzgar por nosotros mismos la experiencia.

Ten en cuenta las tallas

Escoger la talla correcta cuando no podemos ver el producto ni mucho menos probárnoslo, puede ser un verdadero quebradero de cabeza. Lo más importante para elegir bien es, sin duda, conocer nuestro cuerpo. Si sabemos lo que nos queda bien y lo que no, las tallas que solemos llevar según qué prendas, y nuestras medidas, lo vamos a tener mucho más fácil.

También puede ser muy útil fijarnos en la foto, aunque esto puede ser engañoso. En muchas páginas web se incluye información acerca de las medidas de la modelo, su altura y la talla que lleva en la foto, y en este caso sí que puede servirnos para elegir mejor.

Es importante también tener en cuenta dónde estamos comprando. Si es una marca que ya conocemos, puede que ya sepamos cómo son sus tallajes, si suelen venir grandes o pequeños, o cómo suele quedarnos su ropa. También algunas marcas tienen fama de que sus tallas “vienen grandes” o “vienen pequeñas”.  Conocer esto puede ser clave para nuestra decisión.

Pero sin duda, lo más útil suele ser consultar las guías de tallas. Prácticamente todas las tiendas de ropa online incluyen un apartado en su web donde se expone la guía de tallas en relación con las medidas corporales. Esta información es la más objetiva que podemos manejar, y nos ayudará a acertar de pleno con las tallas.

Ir arriba