Dando un vuelta por la red me he encontrado con esta fotografía un tanto desconcertante. El escenario es Estados Unidos, caracterizado por tener siempre los mismos coches de policía (Ford Crown Victoria). Se trata de un pequeño percance entre un coche patrulla y un coche normal.

Habrá sido el coche patrulla?

¿Qué habrá sucedido? ¿Una persecución, en la que al Ford no le da tiempo de frenar? ¿Se hará confundido de marcha el conductor del Toyota gris? La verdad es que merece la pena ver un “accidente” así de vez en cuanto. A mí me ha alegrado lo que queda de día 😀

También te puede interesar:   Anuncio gigante de BMW encima de un concesionario de Audi