¿Qué está pasando con el fútbol vasco?

Yeste jugador del AthleticEl fútbol vasco está atravesando uno de los peores momentos en muchos años.

El Athletic viene de pasar una temporada (la anterior) de auténtico infarto salvándose por los pelos. Todo esto acompañado de la polémica que mantuvo el ex-entrenador Javier Clemente con el ya ex-presidente Fernando Lamikiz y su directiva. No menos polémica fue la salida de Ernesto Valverde del banquillo rojiblanco.
El equipo marcha penúltimo con sólo 2 puntos conseguidos hasta la fecha y a pesar del cambio tan ansiado por los aficionados en la presidencia no se aprecia de momento que «los leones» sean capaces de levantar cabeza.
Creo que la política que mantiene el club en cuanto a tener solamente jugadores vascos en sus filas está mermando la competitividad de la plantilla para la primera división de hoy. Solo basta fijarse en los jugadores vascos (Ezquerro) que emigran en busca de otros equipos en los que aspiren a conseguir títulos, más dinero, etc.
Y por si fuera poco todo el revuelo y el pesimismo que existe en Bilbao, Gurpegi se empeña en demostrar lo indemostrable, es decir, su inocencia. El jugador ha interpuesto una demanda de amparo ante el Tribunal Constitucional. Pienso que este jugador debería dejar de molestarse y molestar. Debería atajar e irse directamente contra los que le doparon en su día y en vez de interponer demandas, dar gracias por todo este tiempo que ha estado jugando hasta que salió la sentencia, aún sabiendo él que era culpable. No entiendo como en el club no le prohíben el crear más polémica, ya que todo esto no hace otra cosa que enturbiar más aún la situación del equipo y del club.

El sábado pudimos ver un ejemplo más de impotencia de los jugadores rojiblancos ante el Barça. Cierto es, que la expulsión fue un tanto severa, pero tampoco entiendo que se harten a decir que los árbitros ayudan a los barcelonistas. Lo que no puede pretender el Athletic es que Urzáiz, una vieja gloria que ya está dando sus últimos coletazos, saque las castañas del fuego. Lo que tampoco es admisible es que se pretenda mantener un equipo en la primera división española jugando con chicos del equipo filial que ni siquiera despuntan en su equipo, mientras el resto de equipos de la liga buscan jugadores por toda la geografía española o mundial.

 

Jose Mari BakeroLuego está el caso de la Real Sociedad. Tampoco marchan bien las cosas por San Sebastián. Recientemente se ha ratificado  en el puesto a José Mari Bakero en lo que viene a ser un ultimátum ya que el equipo marcha colista con sólo un punto en cinco partidos. Parece que los fichajes no han dado el fruto esperado, y no son precisamente vascos los jugadores nuevos. Realmente muchas veces no se sabe cómo acertar. Lo cierto es que tanto el Athletic como la Real están en situaciones similares y delicadas, deportivamente hablando.
Esperemos que la Real levante el vuelo con Kovacevic marcando goles y con su dentadura arreglada (mala pata la del 9) y el Athletic, todo un histórico del fútbol español deje de caminar en el alambre porque en cualquier momento se pueden caer.

Y en el Alavés…, bastante tienen con Piterman.  

Ir arriba