El 98% de las personas que compran un todoterreno lo usan como un turismo, por eso el nuevo Sorento se ha adaptado a las necesidades del mercado para dejar de ser un todoterrerno y convertirse en un todocamino, que responde perfectamente en los caminos más complicados y que circula con toda comodidad en carretera.

En este cambio han dejado atrás la reductora y lo han acercado 19 cm al suelo, aunque mantiene el sistema de control de velocidad en descensos y un sistema de arranque en pendientes. Estos dos sistemas los pudimos comprobar en la prueba que organizo KIA para bloggers.

En un situación de lluvia, por caminos muy estropeados y con barro caolín nuestro 4×2 respondió perfectamente, haciendo que hasta para los conductores inexpertos fuera muy fácil superar cualquier obstáculo.

También te puede interesar:   Kia renueva su modelo Carens