Los perfumes femeninos suelen ser una pieza valuada, muchas veces, en precios irrisorios (o no). Lo cierto es que dichas fragancias de mujer, suelen llegar a considerarse verdaderas joyas. Y a decir verdad, si se toma en cuenta la utilidad, como el toque de distinción que las fragancias femeninas aportan al look de cada mujer, no es para menos.

Algunas de ellas, han llegado a trascender las barreras del tiempo y la moda. Un claro ejemplo de esto es la siempre bien recordada fragancia femenina, Chanel Nº 5, popularizada por la bellísima Marilyn Monroe. Desde aquel salto a la fama, allá por mediados del siglo XX, la fragancia jamás bajó sus números de ventas.

Pero existen muchos otros perfumes femeninos que pueden contarse entre las posesiones de lujo, que toda dama puede llegar a poseer en su armario. Los diseñadores más destacados, incluso a nivel mundial, han lanzado al mundo de la moda sus perfumes de marca propia. Esta incursión se debe a que saben que caminan sobre una base segura.

Así, vemos en las góndolas de negocios las fragancias de Armani, Paco Rabanne, Dior y tantos otros. Incluso las artistas del mundo del espectáculo, han probado en lanzar sus colecciones de perfumes al mercado, a fin de lograr posicionarse en él.

Un buen perfume femenino, es el compañero de toda indumentaria de moda. Define gustos y elecciones, así como el perfil de cada mujer. Por ello, muchas veces el valor monetario de una fragancia es escaso, comparado con las prestaciones que esta brinda a la dama que la luce.

Fuente: Chanel

También te puede interesar:   Un spa privado para dos