-

Pequeño Gran Getafe

CasqueroCuesta escribir despues de lo sucedido anoche, no sabes por donde empezar.Os cuento un secreto, yo me he criado en Getafe, viviendo a escasos 50 metros del Coliseum. Conciliar el sueño me fue difícil anoche. Ayer en las visperas del partido, imaginaba los aledaños a rebosar, seguro que el aficionado joven cantaba, se desgallitaba y disfrutaba del gran dia. El aficionado más antiguo, el que ha seguido al Geta en 2ª y 2ºB, lo imaginaba más callado, más preocupado de que su equipo este a la altura de las circunstancias del acontecimiento que de pasar la eliminatoria. Y Vaya que si estuvo.

Si el Dios del fútbol existe, habrá querido poner una prueba de fuego al Getafe con esta eliminación. Le pone en la situación de volver algún día para ganar. Aunque ayer ya lo mereció. Lo mereció por jugar 115 minutos con 10. Lo mereció por no atrincherarse en área a defender el empate a cero. Porque Contra parecía Cristiano Ronaldo y Casquero el centrocampista perfecto…Yo no confío en ese Dios del Futbol que dictó sentencia, que decide que Braulio se resbale, o que al Pato se le escape el balón.

Creo que ha sido el partido con mayor carga emocional que recuerdo. Me ha recordado el España-Rusia del Eurobasket. En casa, toda una fiesta, asistentes de lujo, toda España iba con el Geta, pero algo o alguien nos ha vuelto a recordar que es un deporte, una competición, que no entiende de sentimientos ni de factores ajenos. Pero los aficionados si entendemos de esto, y podemos estar felices de lo que vimos ayer y muy orgullosos de como nos representaron.

También te puede interesar:   Drenthe se deja de viajes y se centra en el Hércules

Lo último...