DV581917

Pau Gasol se ha quitado la espina de hace dos años, el pívot español ha conseguido algo que no consiguió cuando tenía el balón en la última jugada para ganar a Rusia en Madrid, en aquella ocasión el tiro no entró y encima el MVP se lo dieron a Kirilenko, así que el de San Boi tenía cuentas pendientes y en Polonia se acabó todas las pesadillas.

El pívot de Los Ángeles Lakers consiguió ser el MVP gracias a unos números sensaciones, aunque no comenzó muy bien el torneo, estando muy fallón en el tiro libre y poco participativo acabó siendo el mejor en tiros de campo, el máximo anotador de todo el Eurobasket, puso más tapones y recogió más rebotes que nadie, gran parte de que España sea campeona de Europa es por su culpa.

Ahora se tiene que esperar que Pau Gasol quiera seguir sumando títulos con España, que la ganas de ganar cosas no se le halla secado con este campeonato, y es que el pívot español es el pilar más importante de una construcción casi perfecta.

También te puede interesar:   Kobe Bryant coge el trofeo y se lo pasa a Gasol