Hace semanas os presentábamos el Omega Seamaster, un reloj deportivo para hombres aficionados al mar. Hoy os traemos otro reloj de la firma suiza, pero dirigido al público femenino. Se trata del Omega De ville Ladymatic, un reloj de lujo solo para los amantes de la relojería más exquisita.

El que mostramos en la foto es uno de los 35 modelos posibles que podréis encontrar de esta línea De Ville Ladymatic. Se trata del modelo ‘Oro rojo con oro rojo’. Sí, suena redundante, pero es que esta pieza de lujo viene decorada con oro de ese color tanto en la esfera como en la pulsera. Contiene diamantes de gran valor y belleza que podremos observar en la esfera, además de decorar cada hora, para recordarnos cada 60 minutos que en nuestra muñeca portamos una verdadera obra de arte.

Lo que más llama la atención de este reloj es, por supuesto, su aspecto preciosista, delicado y femenino, pero además, cuenta con toda la calidad y experiencia de la firma suiza que se aplica por ejemplo en el movimiento de la pieza:  “Movimiento automático con Escape Co-Axial para mayor precisión, estabilidad y durabilidad. Sistema de volante-espiral de oscilación libre, con espiral de silicio. Armado automático en ambas direcciones, para reducir el tiempo de carga. Masa oscilante y puente del volante, en oro rojo. Acabado de lujo, con decoración exclusiva côtes de Genève en arabesco”.

Para el lanzamiento mundial de esta línea de relojes de lujo, Omega ha contado con una de las actrices más famosas del mundo: la australiana Nicole Kidman, que desde 2005 es embajadora de la marca suiza, que en otras palabras significa que cobra cantidades multimillonarias por recorrer el mundo promocionando Omega, además de participar en campañas de publicidad.

También te puede interesar:   Los diez relojes más caros del mundo

La elegancia de Nicole se emparenta con este Omega De ville Ladymatic cuyo precio en su modelo más asequible pasa de 4.000 euros.