Nuevo ReSound OMNIA: lo importante está en los detalles

ReSound OMNIA es la última solución auditiva de la compañía ReSound. Esta firma danesa acaba de lanzar al mercado este nuevo audífono en formato RIE y que ha sido diseñado para ofrecer un uso más cómodo a todas aquellas personas que necesitan de este dispositivo en su vida.

Lo que marca la  diferencia de esta nueva generación de audífonos ReSound es su nuevo microprocesador, capaz de aportar más y mejores prestaciones en cuanto a inteligibilidad de las conversaciones en ambientes ruidosos y una notable reducción del ruido en estos ambientes.

Las nuevas prestaciones de ReSound OMNIA escriben un nuevo capítulo en el concepto tradicional de Audición Natural de la firma danesa, siempre en la dirección de recuperar el funcionamiento natural del sentido del oído, dejando que, en cualquier entorno sonoro, sea el usuario el que decida lo que quiere escuchar, y que no sean los audífonos quienes  elijan por él.

ReSound ha trabajado intensamente para facilitar el primer ajuste del audífono al paciente. Con la nueva versión del software de adaptación, mejora la adaptación auditiva de todos los productos ReSound en un 13%. «Los audioprotesistas van a poder  disfrutar de más tiempo para sus clientes y trabajar de manera aún más eficiente con nuestro nuevo software y herramientas de adaptación optimizadas, que les ayudan a ofrecer una mejor atención auditiva, incluso de forma remota, adaptándose a muchas necesidades y preferencias», explica Manuel Yuste, director de producto de ReSound.

Para obtener un rendimiento de sonido y una comodidad adicionales, ReSound presenta Check My Fit, que se encuentra en la aplicación ReSound Smart3D y que ayuda a los usuarios a usar los audífonos correctamente  a través de una rápida autofoto de su oreja. El uso incorrecto de audífonos puede generar hasta 11 dB de sonido que se escapa del oído, lo que reduce considerablemente la capacidad de oír. Check My Fit también funciona con otros Audífonos ReSound para ayudar a las personas a disfrutar plenamente del sonido sin visitas innecesarias al audiólogo.

Ir arriba