Nadal intratable en la hierba

Rafa Nadal está haciendo su pretemporada en hierba de forma perfecta, y es que después de demostrar su gran estado de forma durante el Grand Slam de Roland Garros, ahora sueña con tener en su vitrina el trofeo de Wimbledon, y de momento va por buen camino, ya que ha conseguido llegar a las semifinales de Queen’s Club.

El tenista manacorí ha conseguido llegar a la antesala de la final después de derrotar en tres sets al croata Ivo Karlovic, batiendo su propia marca personal, en un encuentro donde se vio a dos jugadores muy seguros de su saque y con ganas de llegar al enfrentamiento ante Andy Roddick.

Karlovic demostró una vez más porque le llaman el «bombardero», y es que logró conectar nada más y nada menos que treinta cinco saque directos, con los que suma un total de 447 en 28 partidos que ha disputado esta temporada.

Nadal no comenzó muy bien el partido, entre otras cosas porque en el primer tie-break del encuentro se encontró en desventaja, por culpa de una doble falta, y no pudo remontar, a pesar de tener un set en contra el manacorí sacó su fuerza y su mentalidad para darle la vuelta al marcador en dos tie-breaks, dejando hundico a su rival Karlovic.

Ir arriba