Mesa de billar Mustang: una forma diferente de disfrutar de un clásico

Si tienes suficiente espacio en tu casa, te gustan los coches clásicos (concretamente los muscle-car), te gusta el billar y estás dispuesto a desembolsar 14.995 dólares, ya tienes tu regalo perfecto para el año que viene. Se trata de una mesa de billar mucho más que peculiar: de cintura para abajo, es un Ford Mustang del 1965 con algunas modificaciones; de cintura para arriba es una mesa de billar.

Un Ford Mustang del 65 'convertido' en una mesa de billar

Evidentemente, no cortan un Mustang del 65 por la mitad cada vez que fabrican una mesa, sino que disponen de un molde que llenan de fibra de vidrio para darle forma y convertirlo en un objeto digno de coleccionista. El fabricante tiene la licencia de Ford para fabricar la mesa, que incluye todo tipo de detalles como insignias, logotipos, paragolpes cromados, llantas y faros que funcionan.

Un objeto digno de coleccionista

Las dimensiones de las partes frontal y posterior son idénticas a las del Ford Mustang del año 1965, no así el lateral, cuya longitud ha sido reducida para ajustarse al tamaño de la plataforma y facilitar el juego. La mesa fabricada está pintada en color Rojo Amapola, pero si se fabrican más bajo pedido, el color lo podrá elegir el comprador. Esta mesa se podrá ver por primera vez en directo en una subhasta entre los días 18 y 24 de Enero del mes que viene en Arizona, Estados Unidos.

Vía: Carscoop | Página web: Mustang Pool Table

La mesa cuenta con todo tipo de detalles originales del Mustang del 65 El pony, una insinia mítica desde 1964 La altura de la mesa se puede regular

Los faros no son simple decoración: funcionan como si de un coche se tratase El cromado está presente en casi todas las caras de la mesa

Ir arriba