El dormitorio es uno de los lugares en los que uno se encuentra más tranquilo y relajado. Y más aún si se trata de un dormitorio como este… La verdad es que el cabecero, que se llama “Pearl Headboard” ya es realmente impresionante.

Pero si a esto le unimos todo lo demás, la combinación de los tonos beige y crema de la cama y todas las demás piezas que forman el dormitorio, el resultado es realmente espectacular.

¡Yo quiero uno así para mi casa! Claro, que como era de suponer no está al alcance de todos los bolsillos, porque ya solo la cama cuesta 4.000 euros. El banco que hay colocado al final de la cama cuesta 2.900 euros y la butaca (que por cierto, me encanta, 3.100)

La habitación, puro lujo, es una muestra más del exquisito buen gusto de Christopher Guy.

Vía| Lujo y más

También te puede interesar:   ¿Cómo llamar gratis a Sanitas? Evitar el teléfono 902 102 400 de pago