Cuando se decide viajar a los Estados Unidos para disfrutar de unas merecidas vacaciones, todo el mundo piensa en primer lugar desplazarse hasta Nueva York o Los Ángeles. Son dos de las ciudades más visitadas del país, pero los Estados Unidos  ofrece otros destinos que no debemos pasar la oportunidad de conocer. Uno de ellos es la ciudad de Washington. Una ciudad llena de contrastes y actividades para todos los públicos. Monumentos icónicos, prestigiosas universidades, museos, anchas avenidas y barrios históricos hacen de la capital de Estados Unidos un destino apetecible en cualquier época del año.  Veamos a continuación algunos de los lugares que deberíamos conocer si decidimos disfrutar de alguna excursión a Washington.

Capitolio

Se trata de una de las principales atracciones turísticas que ver en esta ciudad. Uno de los edificios más famosos del mundo y que ha sido protagonista en muchas películas. Su interior alberga las dos cámaras del Congreso de los Estados Unidos. El ala norte está destinada al Senado, mientras que el ala sur es la cámara de los Representantes. Fue inaugurado en el año 1800 y como característica, cuenta con su propio departamento de policía.

La Casa Blanca

Sin duda, el edificio más conocido de todo el mundo, ya que se trata de la residencia oficial del presidente del país. Fue construida en el año 1790, partiendo de una idea de George Washington. Está ubicado en el número 1.600 de la Avenida de Pensilvania. Cuenta con 5.100 metros repartidos en 6 plantas, algunas de ellas subterráneas, espacio suficiente para albergar 132 habitaciones y 35 cuartos de baño.

También te puede interesar:   Un viaje por Aragón de la A a la Z

Lincoln Memorial

Este monumento está ubicado en uno de los extremos del National Mall, otro de los lugares a visitar si se viaja a Washington. Se trata de un monumento que honra la figura de Abrahm Lincoln. Se trata de un edificio que tiene forma de templo griego y en cuyo interior se encuentra una imponente estatua de Lincoln de 6 metros de altura. Este monumento ha sido testigo de numerosos acontecimientos, entre los que podemos destacar la Marcha por el Trabajo y la Libertad, donde Martin Luther King pronunció su famoso discurso.

Monumento a Washington

Se trata de un obelisco que cuenta con 170 metros de altura. Conmemora al primer presidente de los Estados Unidos. Se empezó a construir en el año 1848 pero no se finalizó hasta el 1884. La demora en su construcción fue debido a la falta de fondos. Esto hace que sea fácil distinguir dos tipos de colores en su estructura.

Cementerio de Arlington

Este camposanto está muy cerca del Pentágono, y es el lugar donde descansan los veteranos de todas las guerras en las que ha participado los Estados Unidos. En este cementerio, también está enterrado John Fitzgerald Kennedy, junto a la denominada “llama eterna” que nunca se apaga. En su interior, también es posible encontrar el memorial al transbordador espacial Challenger o un recuerdo de los fallecidos durante el ataque del 11 de septiembre a las Torres Gemelas.

Catedral Nacional de Washington

El último de los rincones que queremos destacar es el denominado como “La Casa Nacional de Oración“. Está construido siguiente el estilo neogótico. Pertenece a la Iglesia Episcopal y en ella se venera a San Pedro y San Pablo. Como dato curioso, en su torre noroeste, hay una gárgola con el casco de Darth Vader.

También te puede interesar:   Kandinsky en el Guggenheim

Además de los lugares que hemos hablado en nuestra publicación, ¿qué otros destinos pensáis que hay que visitar siempre que se viajes hasta Washington?