Hay que reconocer que un buen colchón es importante para dormir bien, eso es cierto. Y desde luego, si el precio de los colchones va en relación a la calidad y a lo bien que duerme uno en ellos, los ricos deben dormir a pierna suelta.

Y es que este colchón (con somier, algo es algo) tiene un precio de nada más y nada menos que 69.000 dólares. ¿En qué se diferencian de uno normal? Pues en que están hechos de pelo de caballo, seda y oro.

El colchón más caro del mercado en Estados Unidos es el Kluft Royal Standard, pero es que en los últimos años han vendido 100 unidades, que tratándose de este tipo de lujos, no está nada mal.

Por cierto, que todavía hay más: para finales de este año está previsto que lancen una gama superior. Sí, es posible algo superior. 😉

Vía| Mundo chica

También te puede interesar:   El pack de lujo de Hendrick´s Gin para esta Navidad