La censura en la Literatura es algo que, a pesar de que suene a época antigua y dictatorial, se sigue sufriendo en muchos países más cerca de lo que pensamos. Hoy os traemos una serie de libros – algunos de ellos extremadamente actuales – que han sido prohibidos en distintos países. No te pierdas los motivos, algunos son para llorar (de la risa).

  • El origen de las especies. Este texto de Charles Darwin fue censurado por motivos religiosos: nada podía oponerse al Creacionismo y este libro estaba completamente en contra.
  • El Diario de Ana Frank. Las vivencias de esta niña durante los bombardeos nazis en la Segunda Guerra Mundial escandalizaron a profesores e instituciones académicas que hoy en día tienen vetado el libro en colegios.
  • Alicia en el País de las Maravillas. En China fue censurado. ¿El motivo? Que los animales tuviesen cualidades humanas.
  • El Código Da Vinci. Cómo no, esta obra de Dan Brown que ponía en duda algunos de los dogmas eclesiásticos con su historia ficticia sobre los descendientes de Jesús hizo estallar la polémica. En Líbano fue prohibido por las instituciones católicas.
  • Harry Potter y la piedra filosofal. ¡Herejes, brujos! Los niños de los Emiratos Árabes se quedaron sin las aventuras del mago por incitar a la brujería.
  • La Odisea. Los griegos y su concepto de la Libertad no casaban con las aspiraciones del emperador Calígula, con lo que hizo perseguir a todos los que leyesen este libro. Afortunadamente, no se perdió en el olvido.
  • El Decamerón, una hermosa obra de Boccaccio fue uno de los libros vetados por la Iglesia Católica. Durante muchos años, leer este libro podía costar la excomunión.
  • La Biblia. Ni el texto sagrado por antonomasia se libra de esta criba. Sin embargo, no fue el texto en sí sino una traducción de William Tyndale que incluso fue quemado en público por atreverse a hacerlo.
También te puede interesar:   Mejores libros 2012

Fuente: Papelenblanco