Para muchos, la tortilla es un manjar, pero, si pensamos objetivamente en este plato no podríamos incluirlo en lo que entendemos como alta gastronomía. Eso, hasta ahora, porque en Londres han elevado este modesto plato a la categoría de gourmet.

Boisdale, un restaurante del centro de Londres, ofrece en su excepcional carta lo que ya se conoce como la tortilla más cara del mundo. El plato en cuestión cuesta algo más de cien euros y el origen de su exclusivo precio está en su ingrediente principal: huevos de gaviota.

La producción de estos huevos es muy limitada, lo que encarece su precio. Pero su sabor y textura están a la altura de las circunstancias. Según el propietario del restaurante, Ranald MacDonald, la tortilla tiene una textura “increíblemente suave y esponjosa, por lo que probarla es toda una experiencia culinaria”.

Si viajáis o vivís en Londres, no dejéis pasar la oportunidad de probar esta tortilla, ya que sólo estará en carta durante un tiempo limitado.

Vía | Luxuo

También te puede interesar:   Grand Hotel Salome