La suerte de las rotaciones

sergio_kun_aguero.jpgCuando se habla de rotaciones siempre se dice que el equipo que las hace se queda «cojo», pero yo me he puesto a pensar en el otro puntos de vista, es decir, el otro equipo que juega y se ve beneficiado con estos cambios, ya que el sábado se vio uno de los claros ejemplos en el encuentro que enfrentaba el Atlético de Madrid y el Mallorca, porque después de varios partidos reservando al delantero argentino Kun Agüero jugó este partido y su equipo ganó gracias a su actuación.

Las rotaciones, como algunos dicen no adulteran la competición, pero si que ayuda a que existan resultados que no se esperaban en primera instancia, puesto que no es lo mismo que juegue Sinama Pongolle que Agüero o Forlán, puesto que con todos los respetos los dos últimos son mejores, y los defensas rivales se encuentran algo más sueltos y tranquilos, aunque eso no evita que le salga un buen partido y marque varios goles, pero sobre el papel es menos peligroso.

Además también se puede unir el cambio de los defensas o encontrarse a un equipo menos rodado, puesto que hay que tener en cuenta que es darle minutos a jugadores que han estado menos tiempo en el campo, por lo que no tienen la misma condición física, y eso lo aprovecha los rivales para conseguir sumar puntos en un encuentro que se supone que tenían perdidos antes de bajar el autobús.

Ir arriba